Archivo de la categoría: Navegaciones / Recorridas

Travesías en bote realizadas por los integrantes del proyecto.

Plantas nativas: caminata y relevamiento en el Cauce Viejo del Riachuelo

44088610_10211794435371153_4006700236532613120_n

El sábado 13 de octubre seguimos difundiendo el Cauce Viejo ubicado en el Parque Ribera Sur de Villa Riachuelo, en la Ciudad de Buenos Aires (https://bit.ly/2ytIJY3).

Ese día hablamos del proyecto de ley que presentamos en la Legislatura para declarar el lugar como parte del patrimonio histórico y cultural de la Ciudad (https://bit.ly/2R1LMxG). 

44081454_10215923833161810_273395907003678720_n

Como siempre, la invitación fue abierta pero esta vez invitamos a biólogxs, arquitectxs y otrxs investigadorxs interesadxs en las áreas verdes urbanas, para que conzcan el lugar, escuchar sus opiniones y proponerles que lo tuvieran en cuenta para posibles trabajos y actividades.

Seguir leyendo Plantas nativas: caminata y relevamiento en el Cauce Viejo del Riachuelo

Crónica de la Expedición VIII, la Interrumpida.

Al final, la suspendimos.

El sábado 1 de septiembre íbamos a volver a Puerto Piojo. Pero a último momento nos enteramos de que no íbamos a tener los permisos necesarios para ingresar al área portuaria de Dock Sud, supervisada por la Prefectura Nacional.

Sin la autorización no podíamos atravesar el camino que bordea la Dársena de Inflamables y el muelle propanero, algo imprescindible para llegar hasta la bajada en la orilla del Río de la Plata, desde donde se extiende la playa de Puerto Piojo.

Como siempre, íbamos a llegar en autos y un micro hasta el Destacamento de Prefectura. E iban a llegar remando por el Riachuelo las embarcaciones del Club de Regatas Almirante Brown, entre kayaks y dobles pares, con las cuáles nos encontraríamos en el muelle cedido en préstamo de cortesía por una empresa naviera, antes de enfilar hacia la playa.

Seguir leyendo Crónica de la Expedición VIII, la Interrumpida.

Llegamos al Cauce Viejo del Riachuelo

La cita fue el domingo 5 de noviembre. El objetivo: conocer el Cauce Viejo del Riachuelo, la última porción del Riachuelo antiguo preservado dentro de la ciudad de Buenos Aires en los fondos del parque Ribera Sur.

Nuestro punto de encuentro fue la entrada del Autódromo Municipal, en el barrio de Villa Riachuelo, donde se cruzan la Avenida Roca y la General Paz, en el vértice sur de la ciudad.

Íbamos con Guillermo Luciano Gómez, compañero del Colectivo Ribereño, nacido y criado en el barrio, que recordó la historia de la zona mezclada con la de su familia remontándose hasta mediados del siglo XIX: gente de campo, criadores de caballos y dueños de chacras en esos mismos predios donde hoy se levantan las manzanas llenas de casas y edificios.

Seguir leyendo Llegamos al Cauce Viejo del Riachuelo

Expediciones de Puerto Piojo a Puerto Piojo

(Va esta crónica en agradecimiento a los museos de White, por la invitación a conocerlos, por las charlas, y por tanta inspiración para nuestras Expediciones…)

En Ingeniero White hay un Puerto Piojo. No lo sabíamos cuando empezamos con las Expediciones…. Lo descubrimos poco después leyendo un poema de Sergio Raimondi donde se describía “la estela fugitiva que la lancha de los pescadores / dibuja al alejarse hacia las islas mientras el sol / cae…”.

White es un puerto industrial. Es el puerto de Bahía Blanca desde fines del siglo XIX, y uno de los más importante del país: un centro de exportación de cereales, que en las últimas décadas sumó un gigantesco Polo Petroquímico.

Pero, ¿quién había bautizado a su Puerto Piojo? ¿Estaría relacionado con el Puerto de Dock Sud? ¿Sabrían en White de su existencia?

Seguir leyendo Expediciones de Puerto Piojo a Puerto Piojo

Estuvimos en las Quintas de Sarandí

El sábado 26 de noviembre del año pasado estuvimos con Expediciones a Puerto Piojo recorriendo la selva marginal que cubre la extensa zona de las Quintas que antecede a la ribera de Sarandí y Villa Domínico en Avellaneda.

varios-018

Nuestro guía fue Jose Omar Albornoz quien visita periódicamente la zona desde hace más de 20 años y es un guerrero incansable en la defensa de este pulmón verde natural que recicla la purlulenta contaminación de la zona sur.

 varios-031

Partimos desde la Escuela Municipal de Canotaje de La Saladita ( Hernán Cortez y Solís, en Sarandí ) Cruzamos el Acceso Sudeste, la autopista Buenos Aires-La Plata y ahí nomás, nos bajamos del micro.

varios-025

Seguir leyendo Estuvimos en las Quintas de Sarandí

“Hoy formé parte de una expedición”

En la Expedición del 2 de mayo, muchos tomaron notas y siguieron atentos los recuerdos hilvanados por los remeros, a medida que nos acercábamos en auto, algo dudosos, por el camino a Puerto Piojo, temerosos de perder a los rezagados, en calles desconocidas para la mayoría.

Jeymer Gamboa se sumó a la expedición, y observó al grupo desplazarse a pie por los descampados, y lo filmó con su trípode mientras se internaba en la orilla del río.

Unos días después, nos mandó su hermosa crónica:

“máquinas excavadoras, camiones, galerones y estructuras de hierro de las areneras de la zona, con las que levantan sus pequeñas cordilleras. Del lado derecho: gasolineras Shell, algunos tanques de combustible y cruces de carretera. Luego entramos en un camino de tierra. Del lado izquierdo: el polo petroquímico con sus enormes depósitos cilíndricos, blancos y numerados y, un poco más al fondo, la zona del puerto con sus grúas rojas y los contenedores bien alineados —rojos, verdes o blancos— recortados contra el azul del cielo, completamente despejado. Del lado derecho: abundantes matorrales de ricino, algunos restos de chatarra y las fachadas de las casas y pulperías, con sus ladrillos anaranjados y perros echados enfrente, del barrio Villa Inflamable”.

Expedición I

El sábado 2 de mayo realizamos la primera expedición a Puerto Piojo, abierta a todos los que se anotaron en los días previos escribiendo a nuestro mail, después de visitar la muestra en el Espacio Contemporáneo de la Fundación  Proa.

10931172_901131966591757_4135825473652822406_n

Los participantes llenaron las planillas con sus datos. Era una mañana fresca, y mientras esperábamos que terminaran los preparativos, recibieron los papeles de la exposición con un mapa de la zona de La Boca, Dock Sud y el Polo Petroquímico, junto a un detalle de la historia del Club Regatas Almirante Brown y un cronograma de la excursión.

11263921_901131969925090_4562018642430415534_n

El Club Regatas navegó las aguas del Riachuelo hasta fines de los ’60, cuando la decisión de entubar el arroyo Maciel dejó sin agua su muelle ubicado en el borde de la Isla, llegando a Dock Sud. Hoy su sede sigue en pie al costado de la Autopista Buenos Aires-La Plata; y sus remeros se reúnen en busca de un nuevo lugar donde salir a navegar, mientras participan de actividades como las Expediciones, que nos llevaron a volver junto a ellos a su playa de la adolescencia y juventud, el lugar en la desembocadura del Riachuelo en donde pasaron tardes de asado y zambullidas, en uno de los últimos parajes verdes de la costa del Río de la Plata en la ciudad y sus alrededores.

11151049_901131963258424_706247001536396992_n

De la vereda de Proa nos acercamos al Apostadero de Prefectura, en el Riachuelo, donde subiríamos a las combis y autos que nos llevarían hasta Puerto Piojo. Pero antes, acompañamos a los remeros del Brown en las tareas de aparejamiento de un bote de remo, con el que posamos casi todos los excursionistas, antes de que fuera descendido al agua mediante el guinche manual instalado en el apostadero.

11255833_901132016591752_7836392066603319143_n

11245485_901132026591751_7571434213731649896_n

Seguir leyendo Expedición I

Isla Santiago, Berisso, Ensenada

10322710_10203866461333593_8145119989355013483_n

10552428_10203866491534348_3754076442075420264_n

10557273_10203866466133713_9108237941929267223_n

10592724_10203866468293767_2900642151127312565_n

 

Juliana Ceci estuvo explorando la costa del Río de la Plata hacia el sur, a la altura de La Plata, en el puerto de Berisso, en cuyo frente se extiende la Isla Santiago, una zona de quintas donde se cultivaban las uvas para el vino de la costa, hasta hace unos años, hoy dedicada a las actividades del puerto internacional, en proceso de ampliación, aunque todavía conserva las postales de un río apacible como el que, suponíamos, habrían ido a buscar los visitantes de las playas de Puerto Piojo.

Los vientos brownianos

Invitados por Roberto Naone, Secretario del Club de Regatas Almirante Brown, participamos de la Exhibición de Remo, realizada el sábado 30 de agosto de 2014, de 10:00 a 17:00, en el apostadero de Vuelta de Rocha, en La Boca del Riachuelo.

10676391_10204274617857251_7776770557362114741_n

10540767_777014149003540_5402869320733640766_n

10592635_777014602336828_6360360958675608435_n

10649549_777014259003529_75027132710991880_n

10451678_777014199003535_2798344570407630528_n

Carolina Andreetti es nuestra remera más experimentada, fogueada en los diques de Puerto Madero, y mucho más en sus excursiones a río abierto desde los muelles del barrio Rodrigo Bueno, esa expansión de la ciudad que resiste entre los negociados inmobiliarios y la Reserva de Costanera Sur.

994179_777014479003507_882552571476309540_n

7080_10204274615697197_8833420500298732255_n

1800293_10204274617337238_8431726445005415829_n

10402890_10204274617577244_4148640388039376529_n

10703569_10204274623137383_4562554522537112943_n

10641004_10204274620617320_7413370305363912828_n

10174904_10204274625217435_1740788131036927444_n

Subida a un doble par, Carolina era escoltada por Sonia Neuburger en las cámaras, y por Tato, histórico integrante del CRAB, dispuesto a compartir con ellas los secretos del ataque del remo, su mejor inclinación para romper la superficie del agua.

1208935_10204274624897427_3361713029774259830_n

10628398_777014172336871_1234596716174687984_n

No dejamos de preguntar por sus paseos a las playas de Puerto Piojo, y de recibir, de parte del presidente del Club, Javier Lácovich, además de sus recuerdos de expediciones por La Boca del Riachuelo, las vagas alusiones a un lugar, hacia la desembocadura del río, más allá de Exolgan, donde hoy se extiende el Polo Petroquímico, una zona vigilada por Prefectura, y conectada a la ciudad por caminos difíciles de precisar.

(Fotos: Sonia Neuburger y Juliana Ceci)

“Busquen el Plan Laura de Cacciatore”

Volvimos a Bernal unos días después, y seguimos charlando con Nieves, del colectivo No a la entrega de la Costa de Quilmes y Avellaneda, que nos siguió contando la historia de la zona, el abandono del lugar, sin interés para el Municipio ni el Estado Nacional, convertido en área de relleno por el CEAMSE, y casi nunca visitado por los vecinos desde hace décadas, que parecen ignorar la presencia del río, y los últimos atisbos de su ecosistema, a pocos pasos de sus barrios, cruzando la autopista a La Plata.

_MG_1690

Nieves nos contó la historia del colectivo No a la entrega de la costa, y sus acciones para frenar el proyecto de la Nueva Costa del Plata.

Había oído hablar de Puerto Piojo, y recordaba su infancia en las playas de Quilmes, muy parecidas, suponía.

Expediciones a la costa de Bernal

En julio de 2014 fuimos a conocer la costa de Bernal, en Quilmes, y su Reserva Natural -unos 9km al sur de Puerto Piojo-, junto con el colectivo No a la entrega de la costa, en una de sus caminatas para promover la preservación del área.

10511361_748624635175825_125040638105326352_n

1939985_748625951842360_5569572284282000279_n

Desde la bajada de Caseros y Espora de la Autopista Buenos Aires – La Plata, nos internamos en la franja costera, poco frecuentada por la mayoría de los vecinos.

10403099_748625815175707_7240293692767211834_n

10356756_748624708509151_8442292107927352121_n

El camino incluía una zona de bañados, en un pequeño predio del CEAMSE.

10517489_748624695175819_5538655412980367177_n

10458751_748625848509037_2415733559914952734_n

Más allá, la enorme extensión de césped del Complejo Villa Domínico, también del CEAMSE, con sus toneladas de basura en descomposición, acumuladas durante décadas, cerrado por la presión de los vecinos.

10407662_748626175175671_270600055463959101_n

10568808_748626221842333_5647828502827478721_n

Rumbo al río, por la calle Espora, unos chicos montaban trampas para cazar pájaros.

10520818_748626385175650_865924799330964473_n

Bajo la sombra de unos árboles, yacían los cimientos de un hotel destruido por una sudestada.

10517489_748626495175639_9077623560475767846_n

10517545_748626428508979_5789210051675398764_n

10527538_748627275175561_3855786124761873811_n

Por una calle paralela a la orilla, un barrio de casas de madera instaladas sobre pilotes, con algunos almacenes y un muelle.

1560709_748628795175409_7335837311078276286_n

10559860_748628968508725_5706883286206665379_n (1)

A pocos metros, era fácil imaginarse el interés por un proyecto inmobiliario.

10550855_748626981842257_221568254821510559_n - copia

10411156_748627145175574_3190275279400174265_n - copia

Como el que alguna vez habría intentado, también, el antiguo recreo abandonado, donde los empleados de la papelera organizaban bailes, hace muchos años, según nos contaba Nieves.

10344764_748628481842107_2052664155908938992_n

13869_748627948508827_294613678686340658_n

10487269_748628121842143_3279997212923588685_n

Y donde nos quedamos charlando sobre las playas de Puerto Piojo, quizás no tan distintas a las que veíamos en Bernal.

10527378_748628405175448_6176223101281750998_n (1)

(Fotos: Sonia Neuburger)

Orillas

Otra de nuestras recorridas fue a las orillas del Riachuelo, a la altura de Barracas, en la Capital, y de Avellaneda, en Provincia.

10155878_745022715536017_1885925636432485164_n

El trayecto repetía a pie el que realizaban habitualmente los remeros del Club Regatas de Avellaneda, que hasta los años ’70 bajaban con sus botes desde la sede del Club hasta el canal Dock Sud, en donde se dedicaban a entrenar en velocidad para sus competencias, y donde también avanzaban a remo hasta la desembocadura del río, para luego girar hacia el sur y enfilar hacia las playas de Puerto Piojo, a tomar mate y quedarse charlando.

10364170_745022618869360_8111910097603283854_n

10389419_745022382202717_6056892490821177854_n

10409429_745022775536011_5671656989760788347_n

En nuestra salida por el Sur, llegamos hasta la sede del Club Regatas, y su rampa de acceso al río, frente al galpón en donde se guardaban los botes, hoy ya dejadas de lado, en un Club que en 2014 decidió abandonar por completo las prácticas de remo, ya hace años muy discontinuadas.

10410523_745023045535984_8959742706193698500_n

10481166_745022272202728_354821328213380247_n

10492029_745023305535958_4593947921078383891_n

10492197_745022325536056_340162193153265361_n

10514623_745023418869280_6952049267327194828_n

10527557_745022868869335_47397023704414809_n

10527857_745022472202708_7951057299270446270_n

10530709_745022415536047_6813144204652986535_n

10530917_745023395535949_2515519050093484338_n

10547623_745022232202732_1975558437403824251_n

(Fotos: Sonia Neuburger)

La Famosa Isla

Sabíamos que Puerto Piojo estaba ubicada en los alrededores de la Isla Maciel, adonde finalmente pudimos llegar gracias a la invitación del Terciario de la Fundación Valdocco, que en 2014 abrió una carrera en Gestión Turística y Ecología, que funciona en el Convento, un antiguo edificio hoy administrado por el Padre Francisco, de la Parroquia Nuestra Señora de Fátima.

Los estudiantes del Terciario nos invitaron a recorrer la Isla en una visita guiada, y nos mostraron su trabajo de recuperación de la historia y el patrimonio del barrio. En esa visita, pudimos hablar con Anita y Mary, vecinas de un centro de jubilados, que recordaban Puerto Piojo como un lugar en el que gente de Maciel iba a pasear, en otros tiempos, al borde del río, así como momentos de su infancia, cuando algunos todavía cruzaban a nado el Riachuelo hacia la Capital.

10492077_10203566290829518_139431580009155774_n

10425155_10203566291229528_5854031357464288124_n

603602_10203566264948871_6702023724976583204_n

10352582_10203566253468584_2606290108360612854_n

10365725_10203566290229503_5910655428755868956_n

10379736_10203566257188677_1013995047607773087_o

10505434_10203566256668664_6180652524890554104_n

10393898_10203566258108700_6713693327892216835_n

10403375_10203566256228653_4868174326068361627_n

10404476_10203566254108600_1707483743411933922_n

10458732_10203566253668589_5463362314216114360_n

10463074_10203566264748866_6907890033514497533_n

1452231_10203566263988847_4083914672099219085_n

10501739_10203566258268704_2129661598507796944_n

10516594_10203566252188552_8134502915690436759_n

10349866_10203566260668764_2778589408462028148_n

10502080_10203566268028948_8435867348375723606_n

(Fotos: Juliana Ceci)

Maciel

Cuando empezamos a investigar la historia de Puerto Piojo no teníamos muchas precisiones sobre su ubicación. Sabíamos que estaba -o había estado- ubicado en algún lugar de la costa del Río de la Plata, más allá de la Isla Maciel, enfrente de La Boca, en Avellaneda, en un sitio entre el enorme playón de containers de la empresa Exolgan, donde antes había funcionado el Frigorífico Anglo, los terrenos del Polo Petroquímico de Dock Sud y el barrio que lo circunda, Villa Inflamable.

Gracias a una invitación del Terciario Social de la Isla Maciel fuimos a visitar la Isla, cruzando en bote el Riachuelo, a charlar con algunos de sus vecinos, en un paseo que de alguna manera nos acercaba a Puerto Piojo.

(Video: Caro Andreetti)

Expedición I

Pasear por el frente costero de la ciudad fue una manera de acercarnos a Puerto Piojo. En una de las primeras visitas fuimos a la Reserva Ecológica de Costanera Sur, más allá del Bajo y Puerto Madero.

1794672_666352060069750_402426999_n

1620636_666417933396496_1422548647_n

Los militares habían volcado montañas de escombros sobre el río a fines de los ’70, generados por el plan de autopistas que requería demoler varias cuadras de edifcios para hacerles lugar.

1688720_666352100069746_496425838_n

16600_666418026729820_778790039_n

El predio a medio rellenar, cubierto de escombros semi-cubiertos de agua, fue abandonado, y se llenó de yuyos y animales silvestres.

1888552_666417966729826_231004653_n

A mediados de los ’80, vecinos y ecologistas empezaron a visitar el lugar y pidieron a la Municipalidad que se creara una Reserva Natural en aquellos terrenos ganados al río.

[Fotos: Sonia Neuburger].